top of page
Buscar

Ishvara pranidhana. 5º niyama

Entrega de las propias acciones y de la propia voluntad a Dios. (traducción literal del 5º niyama)


Hacer todo lo que puedas hoy, ni más ni menos, con devoción y entrega, pero teniendo la certeza de que el resultado final no va a depender solo de tus acciones. Ishvara pranidhana, 5º niyama.





Sirsana es la postura estrella a la que la mayoría quiere llegar. Y la mayoría quiere llegar con prisa.

Mantener la postura tal y como aparece en el video, nos permite crearla de manera controlada. Requiere mucho más tiempo, técnica y control, que lanzar las piernas hacia arriba, pero es mucho más seguro para tus cervicales. El trabajo bien hecho, con calma, consciencia y conciencia es parte del significado de Ishvara pranidhana. Para construir esta postura (y otras muchas) se precisa calma, paciencia, ausencia de miedo, respeto y técnica y aún, así nadie te garantiza que vaya a salir bien o que sea saludable para tu cuerpo hacerlo, porque existen muchos factores y condicionantes que van a determinar si conseguirás hacerla o no.







Ishvara pranidhana es uno de los 5 niyamas que forman parte de las ramas del yoga. Los niyamas son pautas de conducta. Este niyama es el de la rendición y la devoción.


Aunque en un principio se refería a la devoción a un Dios, también se puede practicar sin ser creyente.

Los creyentes antiguos y modernos hacen todo lo posible para tener contento a su Dios (cristianos, hinduistas, budistas ,musulmanes…), pero teniendo la certeza de que al final todo queda en manos de su Dios.


En el caso de los no creyentes, este niyama se lleva a cabo haciendo las cosas de la mejor manera posible, pero sabiendo que el resultado de todos tus esfuerzos no va a depender enteramente de ti. Va a estar en manos de muchos factores, va a estar en manos de la vida.


En la practica de yoga que una postura salga o no salga va a depender de factores tan distintos como la temperatura de la sala, la hora de tu práctica (el cuerpo no está igual por la mañana que por la tarde), el cansancio físico, tu estado emocional, etc.


A veces ocurre que una postura que habitualmente podemos hacer, no sale, no hay manera de realizarla. Tu estado emocional o mental te limita, o quizás una molestia física no te deja realizarla cómodamente. O por el contrario, una postura que se te resiste, un día de repente sale y no sale de la nada, la consigues desde la constancia y un estado físico y mental adecuado.


Por eso a la esterilla hay que entrar libre de egos y expectativas. Debes entrar con la intención de dar lo mejor de ti, hoy, independientemente de lo que creas que eres capaz de hacer. Hacer todo lo que puedas hoy, ni mas ni menos y dejar que las cosas ocurran, sabiendo que el resultado no está todo en tus manos.


Y todo lo que ocurre en la esterilla es un reflejo de lo que ocurre en la vida.


Como madre tu puedes educar a tus hijos con los mismos valores y dándoles las mismas oportunidades, pero cada hijo tiene sus vivencias y su manera de afrontar la vida. Tú haces todo lo posible para que estén bien, pero al final su vida la deciden ellos y sus circunstancias.


Ocurre lo mismo con la salud, puedes cuidar lo que comes, lo que bebes, hacer ejercicio, tener rutinas saludables, pero hay un parte de tu salud que no puedes controlar y no está en tus manos.


Y hablando con otras profes de yoga y compañeros que trabajan como terapeutas, llegamos a la conclusión de que es imprescindible estar en constante formación, cuidar los detalles y hacer tu trabajo lo mejor posible, pero siendo muy consciente que poder vivir de lo que te gusta y te emociona, va a depender de muchos factores externos, de los cuáles nunca vas a tener el control.


Y en el fondo, aceptar que el resultado final no depende solo de tu esfuerzo, pero sabiendo que has dado lo mejor de ti, es muy liberador . Te liberas de la culpa, disfrutas del camino y es más fácil encontrar la calma.



Namasté

Love and light


Sonia Rodrigo




144 visualizaciones4 comentarios
bottom of page