Buscar

Teletrabajo: minimiza sus inconvenientes



Debido a la situación actual, parece que el teletrabajo ha llegado para quedarse. Como todo, tiene sus ventajas y sus inconvenientes.


Si ya el trabajo en una oficina conlleva malas posturas y diferentes problemas musculares por estar muchas horas sentados, el trabajo desde casa puede empeorar estos problemas.


La comodidad de trabajar en casa puede hacer que adoptemos costumbres como hacerlo desde el sofá o incluso desde la cama, lo que conlleva un cambio, en la mayoría de ocasiones, a peor de la postura corporal. Y si lo hacemos en un escritorio, quizás la altura de la mesa o la de la silla o la incomodidad de la misma no son las más adecuadas para desarrollar nuestra labor.


Además, al trabajar solos, sin compañeros, es muy probable que nos levantemos menos y tomemos menos descansos, los cuales son muy necesarios tanto para reactivar nuestros músculos, como para relajar nuestra visión y nuestra mente.

Durante esas pausas sería recomendable hacer unos estiramientos suaves. Escucha tu cuerpo y permítete realizar los movimientos que sientas que necesitas. Aquí tienes un enlace a un vídeo con unos ejercicios para realizar en esos descansos.







A nivel corporal, al estar mucho rato sentados, la zona lumbar pierde su curvatura natural, ya que tenemos tendencia a llevar los hombros hacia delante y la zona lumbar hacia atrás. Esta postura no solo afecta a la musculatura de la espalda y del pecho sino que dificulta las funciones del sistema respiratorio, reduciendo la capacidad respiratoria, y del sistema digestivo, ya que los órganos se comprimen y junto con la disminución del flujo sanguíneo, se ralentiza nuestra digestión, provocando hinchazón abdominal, calambres, gases y acidez.


Otra zona que se ve afectada son nuestras caderas que se vuelven rígidas. Y junto con ellas, los músculos isquiotibiales y el psoas. Es por esto que muchas personas que permanecen muchas horas sentadas presentan problemas lumbares o de acortamiento de los músculos anteriormente nombrados. Hemos de tener en cuenta que las cadenas musculares interactúan entre sí y lo que ocurre en una zona del cuerpo tiene consecuencias en todo nuestro organismo.


El empeoramiento de la circulación es otra de las consecuencias de permanecer muchas horas sentados, y si además cruzamos una pierna sobra la otra, facilitamos la aparición de varices y retención de líquidos en los tobillos.


Para evitar el sedentarismo sobre todo en los casos en que se trabaja desde casa, lo ideal sería dedicarte un rato a hacer algún ejercicio físico como salir a caminar o practicar yoga . Aquí te dejo el enlace de un vídeo de una práctica corta de yoga, indicada para las personas que pasan muchas horas sentadas.





Si tienes poco tiempo y conoces los Saludos al sol puedes hacer unas vueltas de saludos al sol. A veces cuando tenemos poco tiempo, pensamos que no merece la pena ponerse a practicar, pero siempre es mejor 5 minutos que nada. Y te recomiendo que independientemente de lo larga o corta que pueda ser tu práctica incluyas siempre Uttanasana o Paschimottasana (para estirar isquiosurales y parte baja de la espalda) y Anjaneyasana.

Esta última postura nos ayuda a contrarrestar los problemas de permanecer muchas horas sentados. Estira el psoas, flexibiliza la cadera y abre el pecho.






Trabajar muchas horas delante de la pantalla del ordenador puede acarrerar también dolores de cabeza por la exposición a la luz del monitor, fatiga visual o rigidez cervical por la falta de movilidad. La visión es una de las más afectadas por el teletrabajo por la cantidad de horas que se pasan delante de la pantalla del ordenador.


Por eso es importante adecuar el lugar de trabajo con una buena iluminación y hacer pequeños descansos de tanto en tanto. Pero es importante que esas pausas no sean para conectarte a las redes sociales o a la televisión. Deja por un rato que tu vista descanse y si puedes, intenta mirar por una ventana hacia un punto lo más lejano que puedas. Si conoces Trataka también puedes practicarla.




Si tienes que trabajar desde casa haz que tu trabajo sea más llevadero con unos cuantos cambios:


- Deja que entre luz natural


- Coloca alguna planta cerca


- Haz pequeños descansos, y aprovecha para desconectar de la tecnología, a ser posible en un espacio diferente del que estas utilizando para trabajar


- Establece un horario y respétalo


- Realiza estiramientos suaves


- Separa el trabajo de la vida familiar


- Reserva tiempo para ti


- Come saludable y no picotees


- Duerme las horas necesarias para asegurarte un buen descanso


Una buena manera de mejorar tu espacio y potenciar tu concentración es utilizando aceites esenciales. Los aceites esenciales de limón o romero (este último con precaución, ya que puede producir insomnio) están especialmente indicados para ello.

Puedes utilizar un difusor y colocar unas gotas de un aceite esencial que te guste. Eso te ayudará a crear un espacio de trabajo más confortable.


Tómate un tiempo y piensa como te sientes física, mental y emocionalmente trabajando desde casa y que puedes hacer para mejorar tus sensaciones. Y regálate pequeños espacios para mimarte, porque estar sano no solo implica cuidarse físicamente , sino también permitir que nuestra mente descanse de las obligaciones.


Namasté

Love and light


Sonia Rodrigo



39 vistas

Síguenos

  • Facebook icono social
  • Instagram
  • YouTube

​© 2023 by Tu Centro de Yoga. Creado orgullosamente por Wix.com